martes, 31 de mayo de 2011

Peor que el voto inútil es el voto contra sí mismo


Hay una cosa todavía mucho peor que el voto inútil, que es el voto contra lo que uno mismo defiende. Y votar contra sí mismo, era para mí en esta ocasión darle el voto al PSOE o al PP en las elecciones autonómicas.

Me explico, Nicolás: Si la mayor parte de mi tiempo y de mis esfuerzos los dedico a luchar, junto a mucha gente, por conseguir cuanto antes el Plan Integral que nuestra Comarca precisa para que su presente no se desvanezca y su mañana todavía pueda ser posible en nuestra tierra, es de puro sentido común que mi voto autonómico lo haya decidido en función de la postura que mantienen al respecto la distintas fuerzas que concurrieron a la contienda electoral. Mi voto en estas críticas circunstancias no ha sido, ni podía ser ideológico, sino social y absolutamente ligado a los intereses de esta Comarca.

A ti, Nicolás, que lees todas mis cartas, no hace falta explicarte que desde este punto de vista, no podía votar a las dos principales fuerzas, ya que en vez de actuar como partidos amigos de los ciudadanos de la Comarca y luchar junto a nosotros por poner en marcha cuanto antes el Plan Integral, se vienen comportando justamente al revés, como fuerzas contrarias a nuestros intereses que tratan de impedir o retrasar lo más posible nuestro proyecto, con lo cual, votarlas en estas circunstancias, conllevaba hacer más fuertes a los actuales adversarios y, por ende, votar contra sí mismo.

En consecuencia, pues, he votado a IU que se viene manifestando públicamente a favor de la puesta en marcha del Plan Integral, aunque te aclaro que de ningún modo los hubiera votado tampoco, si no se hubiesen manifestado con claridad en este asunto, que para mí es absolutamente prioritario a todo lo demás, porque se trata de la tierra que quiero, de la tierra donde he nacido y vivo y que veo con desesperación y rabia, cómo se ha ido despoblando y hundiendo ante la heladora e indiferente pasividad política.

Desde ese mismo punto de vista, Nico, sólo podía votar en las municipales a una candidatura que se posicionara en el mismo sentido, ya que el Plan Integral es, antes que nada, una tarea municipal, que todos los ayuntamientos de la Comarca deberían estar resolviendo unitariamente, dado que las medidas que contiene afectan decisivamente a todos y cada uno de los municipios. Dicho con otras palabras: Es imposible ser y comportarse como unos buenos ediles en cualquiera de nuestros pueblos, si no se asumen todos los problemas esenciales que atañen al pueblo por el que se ha salido elegido, y eso implica asumir también todos los puntos del Plan Integral, que son la parte más básica y determinante del conjunto de los problemas que afectan al municipio.

Como lo mío no era votar ideología, sino pueblo y Comarca -ambas cosas van indisublemente unidas- pues voté la candidatura municipal del PSOE. Por un lado, lo hice con cierto desagrado, ya que las personas a las que puse la equis iban dentro de una sigla a la que yo quería castigar, debido a la decepción que me ha producido la forma de gestionar la crisis, como ya te he contado en otras cartas. Pero por otra parte, vote con gusto y satisfacción al elegir unas personas que defienden los intereses de tu pueblo y el mío -Adobes- de forma integral; es decir, a unas personas muy conscientes y sabedoras de que una parte de los problemas que afectan al municipio tienen plasmación y solución en el ámbito del mismo, mientras otros, que también atañen decisivamente al pueblo, sólo pueden plantearse y resolverse en el ámbito comarcal, luchando unitariamente con los demás municipios.

O sea, he votado a una candidatura dispuesta a trabajar y luchar en ambos ámbitos, que es la única manera posible de luchar por el bien de nuestro pueblo. ¡Ay, Nico, si en todos los pueblos hubiera sido lo mismo!

miércoles, 25 de mayo de 2011

No todos tenemos derecho al voto útil


La sincera verdad, como dicen los mejicanos, es que las elecciones del 22 de mayo las he vivido con más desencanto que esperanza y no sólo porque haya barrido la derecha de siempre a los ex-socialdemócratas de ahora, sino por otras cosas más inherentes a mi forma de pensar, a mis preocupaciones políticas y sociales cotidianas y al valor democrático que le concedo al día de los comicios.

Empezando por lo último, Nicolás,... me incomoda toda esa parafernalia de que las elecciones son “la fiesta de la democracia” “el día de los ciudadanos” y no se cuantas necedades más. Acepto que sea la fecha más importante, pero nada más; porque la legislatura tiene.1.460 días durante los cuales -nos lo dice la experiencia- los representantes elegidos acaban haciendo, por lo general, lo que les da la gana, y así seguirá siendo hasta que la propia sociedad civil no encuentre e imponga su contrapoder, sus propios cauces de participación democrática y de control permanente y efectivo de la gestión de los cargos electos.

Desde el punto de vista ideológico, Nicolás, sabes que formo parte de esos tres o cuatro millones de ciudadanos que por cometer el delito de situar nuestro pensamiento en posiciones más avanzadas o de izquierdas que las del PSOE, no tenemos ninguna posibilidad de acudir a las urnas a depositar un voto útil.

Podemos abstenernos, votar en blanco o echarle el voto a IU, que es la fuerza existente en estos momentos de ámbito estatal que se sitúa a la izquierda del PSOE; Pero a diferencia de los ciudadanos que votan a los partidos mayoritarios o en clave nacionalista, a nosotros se nos priva deliberadamente de poder depositar un voto útil en las urnas, a través de un anacrónico sistema electoral hecho a conveniencia y medida del bipartidismo, que no respeta la proporcionalidad ni acepta las listas abiertas.

Si existiera un sistema electoral justo que permitiera plasmar en número de representantes la proporción real de los votos conseguidos por esta tercera fuerza política, sea IU u otra opción que surgiera, entonces al menos tendríamos la posibilidad de que el voto depositado en las urnas pudiera tener la utilidad de condicionar la política del PSOE e impedirle hacer una política tan de derechas como la que viene haciendo en esta legislatura.

Pero lo que ya es el colmo de la inmoralidad democrática, Nicolás, es que los mismos que nos niegan deliberadamente por ley nuestro derecho al voto útil, hayan dado un paso más en la campaña electoral y hayan atacado nuestra propia dignidad ciudadana con una impresionante desvergüenza, que no de otra forma se le puede llamar a sus reclamos públicos de que votemos todos al PSOE, ya que votar a IU es tirar el voto, es depositar papeletas en las urnas que no sirven para nada. Fueron varios los vocingleros que nos llamaron a entregar las armas ideológicas en las urnas, pero ninguno con más énfasis que el Sr Bono en su mitin de Azuqueca. ¡Y pensar, Nicolás, que yo he llegado a votar a este señor más de una vez!

En fin, Nicolás, primero te impiden por ley que tu voto pueda ser útil y cuando tienen inutilizada tu opción electoral de conseguir los representantes que corresponden por el número de votos, te piden, a voces, que votes la suya. Eso sí, lo hacen apoyados en la “seductora fuerza moral” que les otorga los nítidos giros hacia la derecha que han dado en esta legislatura.

En la siguiente te hablaré de las preocupaciones políticas y sociales más inmediatas y cotidianas que he tenido presentes en estas elecciones y que, junto al factor más ideológico, determinan en cualquier persona, si debemos votar o no, y a quien.

lunes, 16 de mayo de 2011

El Parador Nacional, mérito de la ciudadanía




Hoy, Nicolás, te hablo de todo lo relativo al Parador de Molina de Aragón, porque hay novedades de las que alegrarse y también experiencias importantes que sirven para aprender o para reforzar ideas que ya tenemos.

Te aconsejo que leas también el escrito de La Otra Guadalajara que cuelgo debajo de esta carta, donde se habla de la implicación que deben adquirir los candidatos municipales y autonómicos en estas elecciones con el Plan Integral, del grado de cumplimiento, punto por punto, de los compromisos adquiridos por la JCCM y de la receptividad o el rechazo de las fuerzas políticas hacia sus demandas.

La novedad es que el día 6 de mayo, coincidiendo “casualmente” con la fecha del inicio oficial de la campaña electoral, el Consejo de Ministros acordó destinar una partida de 23 millones de euros para hacer el Parador en Molina de Aragón, de lo cual me alegro mucho, porque es una infraestructura productiva muy necesaria para nuestra comarca de Molina de Aragón

Resaltado el dato y mi alegría, paso a hacerte un relato de algunos avatares acaecidos hasta llegar a este importante acuerdo del Consejo de Ministros, porque nos aporta enseñanzas valiosísimas a las gentes de la Comarca, que no debemos echar en saco roto.

Como ya te he contado en otras cartas, Nicolás, lo de hacer un Parador Nacional en Molina de Aragón, lo prometió la Administración hace ya seis años, tras el dolor y desolación que produjo en la Zona el devastador incendio de los pinares del Ducado, que costó la vida a once seres humanos y arrasó 13.000 has de bosque. Desde entonces, año tras año se nos ha venido diciendo, que se hará al siguiente. Llevan ya seis años imitando el haré, haré, haré de las chincharras, pero de hacer las obras, nada de nada.

Según iba pasando el tiempo y el Parador no se hacía, la ciudadanía de la Comarca ha ido incrementando su descontento y decepción que, en ciertos momentos, se ha convertido en indignación. Uno de ellos, fue en mayo de 2010 cuando se acercó el Sr Barreda a Molina a traernos parabienes sobre el Parador (todos supusimos que nos anunciaría, por fin, el inicio de las obras) pero ¡oh sorpresa! vino a presentarnos la maqueta. Aquello sentó a cuerno quemado, a verdadera tomadura de pelo y causó muchísima indignación, que se volvió a reproducir con más intensidad si cabe, el otoño pasado al dejar la obra del Parador fuera de los presupuestos para 2011. Te explico esto con más detalle:

En la presentación de los presupuestos para 2011 no se incluía, una vez más, ninguna partida para hacer el Parador. El hecho causó un fuerte malestar, como no podía ser de otra manera. Ante ello, La Otra Guadalajara resolvió personarse en el Congreso de los Diputados y entregarle a los grupos parlamentarios dos propuestas de enmienda a los presupuestos; una para el inicio del primer tramo de la Autovía Alcolea-Monreal y otra con una partida económica suficiente para hacer toda la obra del Parador que ascendía a 23 millones de euros y cuatro millones más incluyendo el acondicionamiento. No se quiso atender esta propuesta y en su lugar, aprobaron otra raquítica de un millón de euros, que no daba ni para hacer los cimientos, pero con la que pretendían aparentar que ya estaban en ello y frenar el descontento, mientras que, en la práctica, seguían demorando otro año más la construcción del Parador.

Lo esperpéntico del caso, lo que realmente colmó el vaso de la indignación fue, que esa irrisoria cantidad, la aireara públicamente el Sr Barreda como muy positiva y conseguida gracias a los denodados esfuerzos suyos y del alcalde de Molina. Este burdo intento de querer vendernos gato por liebre, se percibió en la Comarca como otra nueva tomadura de pelo y la indignación se hizo más patente todavía.

Pero no quiero que te quedes en lo anecdótico, Nicolás; si me he parado a contarte todo esto, es para que entiendas debidamente el contexto de malestar e impopularidad respecto al Parador, en el que se han presentado las elecciones autonómicas y la necesidad electoral que tenían de quitarse del medio ese mal ambiente generado por tantos retrasos y por sus torpes ocurrencias a la hora de querer justificarlos.

Ha sido, pues, el descontento, el no dejarse embaucar y, en definiva, la presión ciudadana, el factor determinante que les ha obligado a rectificar y abrazar ahora contra su voluntad la propuesta que hizo La Otra Guadalajara seis meses antes, cuando tocaba. Y no creo que lo hayan hecho solamente por intentar arañar algún voto, sino tanto o más, para evitar seguir perdiéndolos, dado el fuerte malestar de la gente ante las permanentes demoras de la Administración en la construcción de una infraestructura tan deseada y el descrédito que por esta causa estaba acumulando el PSOE.

Para mayor apresuramiento, por una vez, los resultados de las elecciones autonómicas de Castilla-La Mancha, se consideran determinantes a nivel general y las encuestas reflejan que las cosas están muy parejas y que la llave para que gane el Sr Barreda o la Sra. De Cospedal, podríamos tenerla los votantes de la provincia de Guadalajara; a tal punto, que sería el PSOE el ganador si sacara cuatro Diputados cada partido en la provincia o sería el PP si este partido consigue los cinco que las encuestas le vienen atribuyendo por muy escaso margen de votos.

Te decía, Nicolás, que se pueden extraer importantes enseñanzas. Te expongo algunas que yo saco:

1ª) El acuerdo sobre la construcción del Parador es un éxito de los ciudadanos y ciudadanas de la Comarca, que lejos de dejarnos embaucar con la pírrica enmienda del millón de euros, que no servía para nada, hicimos caso omiso a los voceros que nos querían hacer caer en la trampa y seguimos incrementado nuestro descontento, nuestra presión y nuestra indignación, ante lo cual, no les ha quedado otra opción que la de rectificar.

2ª) Tal y como explica La Otra Guadalajara en el folleto que he colgado debajo de esta carta, las dos fuerzas con opción a gobernar en Castilla-La Mancha no quieren asumir en la práctica el Plan Integral Comarcal y por lo tanto, las medidas que podamos ir consiguiendo serán, como en este caso, a base de hacerlas nuestras, de demandarlas, de presionar, de movilizarnos y de no dejarnos engañar, cuando las quieran demorar o descafeinar.

3ª) Ir consiguiendo de tarde en tarde tal o cual medida, como ha ocurrido ahora, puede suponer un alivio, pero en absoluto sirve esta vía lenta de medidas aisladas por goteo para sacar a nuestra Comarca de la crítica situación en que se halla sumida. A estas alturas, sólo nos vale la puesta en marcha de forma urgente del conjunto de medidas que contiene el Plan Integral, pues todas ellas son básicas e imprescindibles para invertir la tendencia y para conseguir la máxima eficacia de cada una de ellas, ya que todas están muy interrelacionadas entre sí y se complementan las unas con las otras.

domingo, 15 de mayo de 2011

ESCRITO DE LA OTRA GUADALAJARA ANTE LAS ELECCIONES DEL 22 DE MAYO


Si la situación de nuestra Comarca fuera normal, ni existiría La Otra Guadalajara, ni tendríamos la necesidad de emplazar a los candidatos autonómicos y municipales para que adquieran compromisos concretos con el electorado de esta Zona. Pero el panorama no es normal, sino agonizante y crítico a causa de la despoblación, la falta de progreso, la escasez de oportunidades y la carencia de unas infraestructuras y servicios dignos y esto exige candidatos comprometidos con el Plan Integral y con un calendario de ejecución.

Somos un movimiento ciudadano apartidista y por ello, no vamos a concurrir a las elecciones, ni a pedir el voto para ninguna candidatura, pero tal y como están las cosas, consideramos nuestro deber dirigirnos a la ciudadanía para aportarle nuestras experiencias en relación a la aptitud que vienen manteniendo ante los problemas comarcales, las fuerzas políticas que se presentan a las elecciones y, asimismo, para dar nuestra opinión de lo que creemos que todos deberíamos exigirles a los candidatos.

Nuestra Comarca ha llegado a estos extremos por la marginación que ha padecido durante la dictadura y también en los treinta años de democracia. En la etapa democrática, la responsabilidad recae en las fuerzas políticas y las instituciones que controlan y gobiernan y, en parte, en nosotros, los ciudadanos, por haberlo permitido con nuestra pasividad, a pesar de disponer de herramientas como los ayuntamientos y los derechos democráticos para organizarnos y movilizarnos desde la sociedad civil.

Afortunadamente, las cosas han empezado a cambiar desde la sociedad civil, que harta de esperar en vano durante veinticinco años a que las fuerzas políticas y las instituciones dieran soluciones a las tremendas carencias comarcales, ha decidido poner sobre el tapete un Plan Integral Comarcal con una docena de medidas básicas y se está movilizando para exigir su puesta en marcha e invertir la tendencia antes de que sea demasiado tarde.

Este paso dado por la propia sociedad civil desde sus asociaciones, ha puesto a las fuerzas políticas y a las instituciones que gobiernan entre la espada y la pared y les ha obligado a aceptar a regañadientes el Plan Integral, incluida la JCCM y su Presidente, que se comprometieron de palabra a poner en marcha todas las medidas contenidas en el mismo. Pero como no hay verdadera voluntad, como prometer no es hacer, varios de los compromisos no los están cumpliendo.


ESTADO DE CUMPLIMIENTO DEL PLAN INTEGRAL.

-Creación de una Delegación de la JCCM en Molina
. A nuestro juicio, funciona bien. Punto cumplido

-Centro de Especialidades. Valoramos el hecho de que la JCCM haya asumido esta reivindicación. Pero faltan especialistas, especialidades y medios técnicos. El objetivo de evitar los viajes a Guadalajara por lo que se creó, está a años luz de cumplirse.
-Carreteras Las están haciendo mal y llevan gastados más de tres millones de euros por encima del precio de adjudicación en los seis primeros tramos. Siguen sin dar explicaciones coherentes del por qué de semejante despilfarro. Hemos solicitado personarnos en el expediente y tenemos decidido recurrir a la fiscalía si es preciso.

-Banda Ancha. La JCCM se comprometió con la Otra Guadalajara a tenerla en todos los pueblos de la Comarca antes de finales de 2010. No lo han cumplido. Ahora dicen que estará para 2013.

-Ayudas del 40% a las iniciativas productivas privadas que creen nuevas empresas y negocios o reformen los existentes. Los porcentajes de ayuda son mucho más bajos, el dinero destinado es del todo insuficiente y una parte del mismo, se destina a medidas no productivas prescindibles en tiempos de crisis y más en una Comarca tan precisada de centrar las inversiones en la creación de empresas y empleo. Punto incumplido

-Plan de montes El dinero que se destina a las tareas silvícolas es testimonial en comparación al que se precisa para mejorar el pésimo estado de nuestros montes. Por otro lado, las ayudas no están orientadas a conseguir nuevos pobladores en los pueblos.

-Promoción del turismo de toda la comarca y de todos sus productos o temáticas turísticas. El compromiso era acabar con el agravio que la JCCM estaba cometiendo al promocionar y gastar todo el dinero en una parte menor de la Zona, la parte sur, y pasar a promocionar el turismo de toda la Comarca y de todos sus productos o temáticas. La Junta no ha rectificado y sigue dando de lado a la mayor parte de la Comarca.

-Autovía y Parador. No hay que explicar nada, porque toda la Comarca está al tanto de las deliberadas demoras de ambas medidas.

-Transporte Zonal. Sigue sin resolverse la conexión con los centros de salud. Siguen sin rectificarse los tiempos excesivos e ilegales de las rutas del trasporte escolar.

-Plan rural de viviendas para nuevos pobladores. No se ha puesto en marcha.

-Creación de multiservicios en los pueblos que resuelvan necesidades básicas en los mismos y faciliten el incremento de población. No se ha hecho nada.

-Empleos laborales permanentes para desempeñar las múltiples tareas municipales que necesita atender cada ayuntamiento. No se ha puesto en marcha

-Creación de un organismo intermunicipal comarcal que defienda, impulse y plasme todas las medidas del Plan Integral. No se ha movido un solo dedo al respecto. No se ha modernizado la Común para poder asumir estas tareas como se nos dijo, ni tampoco se ha dado paso alguno para crear un organismo nuevo.

Ante los muchos puntos que quedan por asumir, mejorar o rectificar, no podemos dejar pasar las elecciones sin exigir a los candidatos autonómicos y municipales que se comprometan de una vez a concretar estas medidas y a darnos un calendario de ejecución de las mismas. Es la única manera que existe de demostrarnos que, por fin, están dispuestos a pasar de las palabras a los hechos. Si tras los incumplimientos de los unos y el silencio cómplice de los otros, no se mojan ahora que tienen que pedirnos el voto, menos lo van a hacer después de celebradas las elecciones.


EMPLAZAMIENTO A LOS CANDIDATOS A LA PRESIDENCIA DE LA JUNTA DE COMUNIDADES DE CASTILLA-LA MANCHA

Hace más de un mes que a los candidatos a la Presidencia de la JCCM del PSOE; PP; IU y Partido Castellano, se les solicitó una entrevista para que se comprometieran a concretar las medidas del Plan Integral y a ofrecer un calendario para su puesta en marcha. Los resultados han sido los siguientes:

El Sr. Barreda, candidato del PSOE, ni siquiera se ha dignado contestarnos, como tampoco lo ha hecho en ocasiones anteriores en las que solicitamos formalmente una entrevista, para que nos diera una explicación del por qué la Junta, no quiere llevar a la práctica los compromisos que la misma adquirió con La Otra Guadalajara en reuniones encabezadas por el propio Presidente. Que cada quien saque sus conclusiones

La Sra. De Cospedal, candidata del PP tampoco ha tenido la cortesía de contestarnos, a pesar de que en febrero de 2009 el grupo parlamentario autonómico del PP se reuniera con La Otra Guadalajara, asumiera los puntos del Plan Integral y nos comunicara que María Dolores de Cospedal quería reunirse con nosotros en cuanto se lo permitiera su calendario. ¿No ha tenido ningún hueco en dos años? ¿O es que evita la entrevista porque cree que puede ganar las elecciones y teme comprometerse con la Comarca? Las preguntas quedan en el aire para que cada cual se de las respuestas.

El Sr. Martínez, candidato de IU, aceptó el emplazamiento, se entrevistó con La Otra Guadalajara y asumió todas las medidas del Plan Integral y un calendario de ejecución, comprometiéndose a defender su puesta en marcha en cualquier circunstancia, todo lo cual quedó reflejado en un documento público firmado, que dimos a conocer tras la entrevista. IU ya se había presentado a las anteriores elecciones municipales y autonómicas defiendo el Plan Integral Comarcal.

El Partido Castellano no presenta candidato a la Presidencia de la JCCM y, por lo tanto, no hemos podido entrevistarnos.

De todos modos, aún están a tiempo de implicarse por escrito el PSOE y el PP con todos los puntos del Plan Integral y con un calendario de ejecución. Si no lo hacen, nadie podrá creerse que asumen realmente el Plan Integral, sino todo lo contrario.



ES UN DEBER DE LOS AYUMTAMIENTOS TOMAR EN SUS MANOS EL PLAN INTEGRAL.


Hoy no le es posible a ninguna corporación municipal defender los intereses de su pequeño pueblo desde el ámbito exclusivo de su municipio. Desde ese ámbito sólo se pueden solucionar aquellos problemas que sean específicos del lugar, pero no así otra serie de problemas de gran importancia que afectan decisivamente a todos los pueblos de la Comarca, los cuales sólo se pueden abordar y resolver desde el ámbito comarcal. Las propuestas de solución a esos problemas comarcales están recogidas, básicamente, en la docena de medidas que contiene el Plan Integral Comarcal

Es necesario entender que el ayuntamiento que se ocupa solamente de los problemas específicos de su municipio, no está defendiendo en gran medida los intereses de su propio pueblo, ya que está dejando de lado un conjunto de problemas comarcales importantes que afectan también decisivamente a su localidad. Por otro lado, supone un comportamiento muy poco solidario, al no sumar sus esfuerzos a todos los que ya se están movilizando en la Comarca para conseguir el Plan Integral. Es necesario reflexionar con objetividad y espíritu crítico sobre este localismo excesivo que tanto nos perjudica y, en cuyo error, todos, sin excepción, hemos venido cayendo desde hace muchos años

Les pedimos a todas las nuevas corporaciones que reflexionen sobre la situación agónica que padece nuestra Comarca y que en la nueva legislatura asuman como un deber, implicarse a fondo en conseguir el Plan Integral, uniéndose entre sí a través de un organismo comarcal intermunicipal y, desde él, con el movimiento asociativo, porque si seguimos perdiendo habitantes, si no invertimos la tendencia entre todos y nuestra comarca se hunde, perdemos todos, los unos y los otros, los viejos y los jóvenes, los de derechas y los de izquierdas.

La batalla electoral en que están sumidas las fuerzas mayoritarias para ver cuál de ellas consigue más candidaturas, votos y concejales y en función de ello, la Diputación, es una pelea electoral ajena a los intereses de los pueblos de la Comarca, ajena a la ciudadanía, a la que no le sirve de nada que ganen unos u otros, si los concejales y alcaldes que salgan elegidos no tienen como objetivo central conseguir la puesta en marcha del Plan Integral, para cuya tarea saben de antemano que cuentan con el apoyo de la sociedad civil, de sus asociaciones y, por supuesto, de La Otra Guadalajara.

En la Comarca de Molina a 2 de mayo del 2011.

Ayuntamientos y sociedad civil:

Todos juntos contra la despoblación y por el progreso de la Comarca.

Todos
juntos para conseguir el Plan Integral.

Todos juntos por una Comarca viva