viernes, 12 de octubre de 2018

PSOE y Unidos Podemos, son también urbanitas y nada ruralistas. Basta leer los acuerdos que acaban de tomar




Bien lo sabes, Nicolás:

Agricultor y ganadero hasta los 22 años en Adobes, nuestro pueblo.

Súmale, 10 años de alcalde en el municipio.

Agrégale 12 años más, formando parte del movimiento ciudadano contra la despoblación en La Otra Guadalajara a través de un Plan Integral de Medidas Trasversales para la Comarca de Molina, elaborado a principios de 2006. 9 de esos años, como uno de los 7 portavoces de este movimiento.

Conozco, también lo sabes, hasta la letra pequeña, de la Ley de Desarrollo Sostenible para el Medio Rural de 2007 y del Real Decreto del año 2010 que concreta la plasmación de dicha Ley. Destinadas ambas herramientas legislativas a combatir la despoblación en 105 Comarcas deprimidas y en otras 84 más que van por el mismo camino, cuyo deber de ponerlas en marcha lo vienen incumpliendo los Gobiernos y las CCAA sin que se les siga cayendo la cara de vergüenza, a pesar de que, mientras tanto, la despoblación continúa su ritmo galopante

Constatador, asimismo, de que el plan de La Otra Guadalajara, aunque elaborado antes, coincide en todos sus rasgos esenciales con la Ley y el Decreto citados: planes Integrales de medidas trasversales en todas las comarcas deprimidas, cuyos fondos se otorgan directamente con carácter finalista y hasta el último euro a esos planes y a esas comarcas.

Con ese bagaje de experiencia acumulada, Nicolás, tiene uno que leer dentro de los recientes acuerdos de gobierno entre las fuerzas más progresistas que tenemos (urbanitas como las demás) y apretar los dientes para no descomponerse, cuando llega al apartado referido al medio rural, que lo despachan con cuatro vaguedades insustanciales para salir del paso, que ni ellos mismos saben para que sirven, incumpliendo de paso, los deberes que les exige la  Ley de 2007 y el Decreto de 2010.

A ti, Nicolás, que me  conoces bien y que siempre te he tenido informado, te mando el apartado del medio rural de esos acuerdos y te pido que me contestes con sinceridad y por privado a estas preguntas.

¿No será, acaso, que soy un idiota incapaz de entender las cosas por mucho que las haya vivido? ¿No podría ser también que me hubiera pasado de rosca? Si has notado en mí cualquiera de las dos cosas, dímelo, por favor, que te haré caso y me pondré en manos de psicólogos o siquiatras.

Si por el  contrario, crees que esto de ser urbanita y ajeno al medio rural, es un mal incurable de las fuerzas políticas y, además, contagioso, dado que todos los partidos lo padecen. Si crees que es por  esto, ¿No te parece que ha llegado la hora de tirarse al barro, organizarse por comarcas el medio rural de la España Interior y,  armarla bien armada? ¿No te parece que habría que movilizarse con la firmeza y constancia, que lo hacen los pensionistas hasta que la Ley y el Decreto referidos se pongan en marcha con dinero suficiente; máxime cuando no es necesario aumentar el coste de los presupuestos generales del estado para ello?

Sí, Nicolás, a coste cero y sin hacer ninguna cuadratura del círculo. Para ello basta con ser coherentes, aplicar el sentido común y tener un sentido mínimo de la justicia. Pero permíteme que no te diga hoy cómo, porque tengo comprometido hacer la propuesta en algún medio público junto a mi compañero y compañera cronistas. Pronto la haremos. Insisto: A coste cero.

No faltará quien diga, que este no es el mejor momento para hacer esta carta. Y yo me pregunto: ¿Cuándo lo es entonces? ¿Cuando el último vecino haya apagado la luz? Ante esta dramática situación despoblacional el momento es siempre. Además, se puede aprobar en cualquier momento, porque no implica aumento en el coste de los Presupuestos Generales del Estado.

No hay comentarios: