viernes, 13 de octubre de 2017

INACTIVO PROVISIONALMENTE



Lamento suspender temporalmente la actividad en todas mis cuentas de las redes, incluido el blog.

Lo siento y pido disculpas, sobre todo, a mis amigos que  se habían duplicado en poco tiempo y a mis lectores que se han triplicado en tan sólo un mes.

Pero no quiero ni debo escribir nada más sobre el conflicto catalán mientras las aguas no se calmen y las vísceras influyan, porque hoy hablar de Referéndum Pactado, del que soy partidario, es como no hablar de nada, si no se concreta cómo, con qué aliados, con qué gobierno en la Moncloa, con qué preguntas etc. Ello exige, reducir las vísceras a cero y elevar a la enésima potencia la mente, la tolerancia y la parte más noble del corazón.


Por otra parte aprovecharé para terminar mi pequeño libro titulado: “Podemos: Aún se podría”

viernes, 6 de octubre de 2017

MÁS CLARO IMPOSIBLE. EL PP PROVOCADOR DELIBERADO Y CAUSANTE DEL CONFLICTO CATALÁN


Yo soy partidario del encaje  de Cataluña y no soy pro independencia, pero con plena democracia y un referéndum catalán pactado dentro de la Constitución actual o Reformada, que las dos vías son posibles dentro del decálogo de propuestas que hago en mi blog: Esto para que quede claro.

Del mismo modo, soy contrario absoluto a la irracional política catalanófoga, que lanzó el PP desde el año 2006, con su campaña de 4.020.000 firmas contra el estatuto catalán, que ya había sido aprobado por todos los cauces legales, incluido el último del referéndum de los propios catalanes, que lo aceptaron por un 73,9%, pero que el PP, no conforme con la recogida de firmas, lo recurrió al Constitucional y se lo cargaron en 2010, provocando la ira de tantos catalanes, hasta hacer pasar el número de independentistas del 13% habitual que tenían al 47%.

¿Quién ha empujado aquí al independentismo?  De aquellos polvos estos lodos. Sé también, que a unos y a parte de otros, les ha venido bien para desviar la atención de los millones y millones de dinero público que nos han robado a todos, aprovechándose del cargo. A la política se viene a servir y no para que nadie tengamos que agradecerle nada al político por cumplir con su deber. Es su obligación, que nadie le obliga a nadie a presentarse. Y a lo que no se puede venir jamás es robar el dinero de los demás.

Soy consciente de las dos Españas que han creado: la que no llega a final de mes y la otra, la que ha aprovechado la crisis para robar y medrar. Y cuento como ciudadano con cincuenta años seguidos luchando a favor de los desfavorecidos y por una política ética y no de ladrones ni redes clientelares; cincuenta años repartidos por los cuatro ámbitos principales: político, sindical, municipal y sociedad civil y a ello me dedicaré en exclusiva, en mi modestia, tan pronto se acabe esta tormenta, haya acabado en agua, ¡¡¡ojalá!!!, o haya acabado en un pedrisco arrasador.

Soy antipirómano, y resistente insobornable a seguir el  hooliganismo de rancio españolismo intransigente y vengativo al que hoy incitan los dirigentes del PP y su marca naranja y a cualquier otro que pudiera incitarse, fuera del partido que fuera. Estoy firmemente a favor del cambio urgente que precisamos en nuestro país, que ahora mismo es posible, si no fuera por la resistencia de los dirigentes del PSOE a cambiar la correlación de fuerzas, que tratan de justificar como pueden con razones vacías, con lo indispensable que sería para que Cataluña se quisiera quedar con un encaje dentro España con otro gobierno y otra ciudadanía que los queremos y no con los que los odian. Y para eso hay que empezar por echar al PP de las instituciones mediante el voto legal de censura, voto éste, insisto, que los dirigentes socialistas no quieren asumir

Soy contrario, por completo, a la falacia infumable, de  que primero está la ley y la legalidad, y después, ya veremos: Para mí, hoy, y por lo que me quede de vida, lo primero son y serán siempre las personas y  la satisfacción de sus  justas  necesidades en el amplio sentido del término y la ética política. Y son las leyes y la legalidad las que han de adaptarse a ellas… y no al revés. De no asumirlo así  en su día tantos millones de personas, seguiríamos con el franquismo, que también tenía sus leyes y su legalidad  y era obligado no sólo acatarlas, sino defenderlas y, sin embargo, medio las cambiamos.

Y digo medio, porque si en su día, en vez de la reforma pactada, se hubiera hecho, o se hubiera podido hacer, la ruptura democrática, se habrían suprimido  y derogado los aparatos represores, organismos y leyes  que fueran necesarios y no habría salido la Constitución híbrido del 78, pactada entre demócratas y franquistas de toda la vida, sino otra Constitución mucho más democrática avanzada y sin vestigios de la dictadura.

 Y, para no hacer más largo el relato, CREO QUE EL CAMBIO, Y SÓLO El CAMBIO REAL QUE ESPAÑA NECESITA, CONSTITUCIÓN INCLUIDA, ES LA ÚNICA SOLUCIÓN POSIBLE CONTRA TODAS LAS INJUSTICIAS Y PARA QUE LA GRAN MAYORÍA TENGAMOS CABIDA Y ENCAJE DENTRO DE NUESTRO RIQUÍSIMO Y DIVERSO PAÍS DE PAÍSES EN EL QUE VIVIMOS.

jueves, 5 de octubre de 2017

UNÁMONOS YA TODOS LOS QUE ESTAMOS POR LA PAZ, LA TOLERANCIA Y LA HERMANDAD ANTE LA GRAVEDAD DE LA DERIVA DEL CONFLICTO CATALÁN

Se abre una ventana, por pequeña que sea, que debemos exprimir porque es convergente con los que queremos una solución pacífica al conjunto La importancia se debe a que si va cuajando la propuesta de Podemos IU, PNV y PSC Catalán para sentar al PP e independentistas juntos con altos intermediarios para intentar  que acerquen posturas y darle una salida a una situación extrema, que creo se acercarán al contexto del decálogo de medidas que propongo en otro artículo del blog anterior a este, que se puede leerse pinchando aquí, ya que basarse el pacto con cesiones, máxime cuando están encajadas todas ellas dentro de la actual constitución. Propuestas de este tenor pueden dar juego para un pacto con los ánimos más calmados.


De momento, dentro de PP, Cs y el desfavorable discurso del Rey con salvadores y demonios y ausencia de sensibilidad y cierre de puertas a cualquier diálogo, más la línea dura del PSOE de una parte del PSOE, sobre todo tras escuchar la declaración de guerra del que a tal apellido obedece. Y de y de los independentistas de la CU, la correlación de fuerzas es favorable a la irracionalidad y a las vísceras en comparación a los que utilizando la mente y a partir de ella la tolerancia, la paz, la concordia y la hermandad y ponemos el valor humano de las personas por encima de todas las cosas.


Pero no olvidemos, que aún dentro de esta irracional dominante, pudieran ser reversibles e ir fructificando salidas favorables, según se amansen las aguas. Cabe, incluso, la reversibilidad tras una toma pro de la independencia si no se puede pararse ahora mismo por la radicalización existente, conteniendo dicha declaración, una moratoria de 6 meses por ejemplo por si hubiera una posibilidad de pactar todavía y cabe también muchas maneras de llevar a cabo el 155 si se ejecuta, porque puede contener medidas irreversibles pero también otras más suaves que puedan dejar la posibilidad de dejar la puerta a un pacto. 

Estoy hablando políticamente y en una situación extrema donde las personas y la altitud de miras deben estar por delante de la ley, que por otra parte, se puede reformar cuando se quiera. Dejo claro, en cualquier caso, que como persona y amante de una solución pacífica y de concordia, soy opuesto radicalmente al 155.


En este caso, y en las propuestas de diálogo que sugiero aquí, caben dentro de la dentro de la actual constitución, como creo que se demuestra estudiando a fondo dicho catálogo.


Si hay un momento en que las personas de paz no podemos tirar la toalla mientras quede un sólo átomo de posibilidad es este. Podemos ganar o perder, pero si no luchamos ya hemos perdido y cruzarse de brazos ahora, justamente ahora, no nos lo perdonaría nuestra conciencia ni la historia. No importa que seamos de abajo o de arriba todos los que estemos por la paz y la concordia ¡A por ellas!



martes, 3 de octubre de 2017

Decálogo de Propuestas para un Pacto urgente de paz, concordia y fraternidad al conflicto de Cataluña



Arrancando del principio de que pactar significa hacer cesiones por todas las partes negociantes, de tal modo que puedan quedar todas ellas aceptablemente satisfechas y convencidas de que el acuerdo es un cambio cualitativo a mejor en comparación a la situación existente ahora en Cataluña

Situado en el contexto social (gobiernos y partidos al margen) de un enorme catalanofobia de un lado y  de una menor hispanofobia en el otro, al menos cuantitativamente.

Teniendo en cuenta, asimismo, que debe ser un acuerdo que sirva para dar salida inmediata a la reducción de los visceralismos existentes (no confundir visceralismos, siempre reprochables por destructivos, con estados emocionales, siempre comprensibles y reconducibles)  y abrirle las puertas de par en par a la concordia, convivencia, a la paz y la hermandad

Convencido de que la única solución es darle un encaje legal político, interpretando dicha legalidad política con gran generosidad, sin  estrecheces y renunciando a vías legales o por legalizar ( si se quiere se puede hacer una nueva legalidad en 48 horas, como ya se hizo para imponer el  artículo 135  de la constitución o para meter al constitucional en laberintos imperativos judiciales que no tenía ni quería tener  dicho comité, pero que fue forzado por el bipartidismo, desde la puerta de atrás, vía del reglamento que regula las competencias), que no quepan de antemano por extremas, en un acuerdo para la tolerancia, concordia y fraternidad.

Creo que el final de las conclusiones, habrán de sustanciarse en propuestas de resolución -dicho en general-  que no pueden diferir mucho de las siguientes que expongo a continuación:

Propuestas de acuerdo:

Primera: Descartar en la actual correlación de fuerzas, la vía de la reforma constitucional, una vez conocido el enroque absoluto del PP que dispone del derecho a veto en el Senado donde tiene mayoría absoluta; por lo cual, por esa vía no hay cauce posible en estos momentos, pero sí buscando la salida por los márgenes que da la actual constitución, en concreto, a través de los artículos 92, 151 y 152 y sus sinopsis, para resolver conflictos políticos y situaciones sociales graves y/o de gran relevancia en ámbitos concretos.

Segunda: Lógicamente, el pacto para la concordia, la tolerancia, la fraternidad y el sentido común, no cabe si se hace en torno al actual inmovilismo del PP y Cs o a la segregación irreversible. Pero sí tiene acomodo, si se realiza exprimiendo los tres artículos antes citados; lo cual es viable, siempre que la actual secesión en el caso casi imposible de evitarse en caliente, sea de tono menor, al ralentí al menos durante seis meses y con el compromiso público y firme de las fuerzas independentista de emplearlos en busca otro acuerdo de encaje político, lo más amplio en facultades que puedan conseguir, pero revertiendo la situación al acuerdo tomado, que implica, para que pueda prosperar renunciar a la secesión, para que sea posible el pacto.

Tercera: La propuesta cabe dentro de la constitución, y en concreto, dentro de los artículos antes citados, de los cuales parte el eminente catedrático Perez Royo, especializado en derecho constitucional, máxime si no choca o esquiva el artículo 2 de la constitución al buscarle otro encaje, por avanzado que sea, excepto el de la secesión.

Cuarta: Es importantísimo saber, así mismo, que para este acuerdo no hay que pasar por el Senado y, por lo mismo, no cabe el veto del PP. Basta con obtener la mayoría absoluta en el Congreso y en el Parlament y después llevar el acuerdo de lo pactado a consulta  por los pactantes a la ciudadanía catalana, dándole carácter a la misma de vinculante.

Quinta: Esta consulta tendría la fuerza de que requeriría de una sola respuesta a una única pregunta: ¿Está o no está usted de acuerdo con el pacto que se le propone. Incluso podía llevar con carácter no obligado ni vinculante dos subpreguntas anexas más,  una si se prefiere seguir con el estatut o la secesión al acuerdo propuesto, a los efectos de poder conocer con la máxima precisión posible el sentir real de la gente, siempre necesario para dar soluciones políticas.

Sexta: El encaje se puede dar sin vulnerar el artículo 2 de la constitución, hasta la opción de gobierno y estado propio confederado con el estado Español, que es el caso de países como el Suizo, Alemán y, sobre todo, de EEUU, y nadie denomina a dichos estados confederados como estados secesionistas o separatistas. Y más aún: alguno  de ellos pertenece a la Comunidad Europea.

Séptima: Este pacto tiene sus debilidades entre los posibles pactantes de lo que llamamos las fuerzas progresistas, por un lado en el PSOE, que hoy por hoy, es muy remiso al mismo y, por otro, en los independentistas. Pero es de suponer que sus militancias tampoco estarán calladas si se diera el caso de que sus dirigentes desaprovechan la ocasión de derivar esta crítica y violenta situación por el compromiso de un acuerdo, de concordia, paz, tolerancia y hermandad, frente a los visceralismos y la violencia, que en un abrir y cerrar de ojos, si esto no se para, puede acabar en algo de incalculable y dramáticas consecuencias.

Octava: Llegado el caso, también tendríamos el derecho y el deber todos los progresistas, sean de esos partidos o no, de ejercer  el inalienable derecho de manifestación y salir a la calle a presionar para que exigirles a todos los partidos en este crítico momento histórico, nadie se haga a un lado, ni ande con medias tintas en un momento tan vital para la paz y la fraternidad, sea con PP y Cs, o sea sin ellos.

Novena: Apoca altura de miras que tengan  al menos, las llamadas fuerzas progresistas, no deberían dar lugar a que tengamos que movilizarnos para presionarlas, máxime cuando el PSOE puede esgrimir dos razones de gran transcendencia a su favor: que se ha puesto como valor supremo salvar la paz y evitar la violencia y que se ha conseguido asimismo, evitar la secesión y los secesionistas, que no han logrado una secesión, que por lo demás, se presentaba muy incierta para abrirse camino, pero a cambio han logrado un pacto seguro, en base, nada más y nada menos, que con un estado propio confederado dentro  de nuestro  país de países.

Décima: Otras fuerzas como IU, Podemos etc, también pueden esgrimir que aún que no sea el derecho a decidir sin ningún límite, sí es en cambio el derecho a decidir según lo pactado, que es el mejor acuerdo que se puede sacar ante la gravedad del momento y que, para mayor suerte, coincide con la propuesta que ellos harían en caso de referéndum pactado sin límites

1.- Articulo 92
 http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?ini=92&tipo=2

2.- Artículo 151 
http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/sinopsis/sinopsis.jsp?art=151&tipo=2

3.- Artículo 152 
http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/sinopsis/sinopsis.jsp?art=152&tipo

4.- Artículo 2 
http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?in


martes, 26 de septiembre de 2017

A por ellos, olé, olé. Qué vergüenza y cuanta miseria humana

No me cabe más pena en el alma. Cada vez es más difícil sentirnos españoles, por el riesgo de que a la buena gente nos puedan confundir con esa jauría de visceralistas que piensa poco y odian mucho, con esos hooligans que despiden a los refuerzos de la policía y la guardia civil hacia Cataluña al grito salvaje y violento de a por ellos, olé, olé.

Dar la opinión de lo que está pasando ahora no aporta nada relevante, nada que sirva para otra cosa, que no sea ratificar el por qué de un conflicto que quedó absolutamente resuelto en el año  2006,  y que ha roto un partido -sólo un partido- entonces en la oposición, que se empleó a fondo para destruir por completo todo lo construido.

El autor material de haber dejado el problema absolutamente resuelto se llama José Luis Rodríguez Zapatero. Sigue leyendo

viernes, 22 de septiembre de 2017

O Estado de Excepción Permanente en Cataluña o Referéndum Pactado para decidir


No te hablo, Nicolás, de qué pasará estos días, ni siquiera en los próximos meses, porque ocurra lo que ocurra en este tiempo, no van a cambiar en nada las dos únicos escenarios que caben ante el conflicto catalán.

No me interesa, entrar en el día a día de los hechos que están aconteciendo en Cataluña, porque soy demasiado fervoroso de la reflexión y el análisis y de poner las luces largas y, por lo mismo, no tengo ni quiero tener espacio en este debate de vísceras, que no emocional, existente. ¡Un respeto a las emociones! No me interesa tampoco, porque ocurra lo que ocurra ahora, no cambia en nada las tesis que mantengo.

Para ser exactos, escucho  y leo con atención plena algunas opiniones sensatas  -entre ellas las de las alcaldesas de las dos ciudades más grandes de España en el Intermedio de la Sexta- que tienen la fortuna de abrirse paso en medio tanto visceralismo mediático, político y del poder judicial dependiente y al servicio de sus amos  políticos  ¿Acaso no es opinión generalizada que no existe independencia del poder judicial?. Pues eso.

Sabes que soy partidario del derecho a decidir libre y pactado de la ciudadanía, allá donde se dé un conflicto de envergadura del tipo que sea, tanto por convicción democrática, como porque no hay ni un solo caso en la historia de la humanidad donde tras decidir las posturas en litigio votando, no haya traído la paz. La razón es sencilla de entender: 

Una parte de la ciudadanía nunca se levanta contra la otra parte, después de haber decidido ella misma sus diferencias en las urnas. Sólo se levantan cuando las fuerzas políticas, económicas y  la ley les privan de ese derecho y se ponen a favor de una de las dos partes.

Seguiremos hablando, pero cuando escampe, porque mientras siga la tormenta, aunque sea persona de sangre caliente, he aprendido a controlar  mis vísceras al cien por cien, y en mí solo manda lo que me dicta la mente, que siempre la pongo a enfriar antes de ponerla a a pensar


jueves, 14 de septiembre de 2017

TRANSCENDENTAL Y URGENTE


TRANSCENDENTAL Y URGENTE
1) Alguien sabría y querría traducirme la propuesta de la España Federal de PSOE? Confieso que he hecho ímprobos esfuerzos y no he entendido nada. Debe ser la vejez
2) En el caso de que alguien logre sacar algo en claro ¿Me podría decir cómo se aplicaría en concreto a la solución del problema de Cataluña? 
3) Ruego no hacer interpretaciones por libre, sino ajustadas al texto.
4) Quedaré muy agradecido a quien logre aclararlo, ya que se trata nada más y nada menos, de algo tan trascendental como ser la única propuesta que hay sobre la mesa para la solución del problema catalán al decir del PSOE
Para ver propuesta pinchar AQUÍ