miércoles, 15 de marzo de 2017

Con afecto a los que sienten socialistas de corazón y a los inscritos de Podemos


Tengo impaciencia, Nicolás, por intentar poner en su sitio a todos los  falsos profetas, que alardean de estar contra la despoblación, pero que, a mi juicio,  no sólo no la combaten, sino que se sirven de ella para sus fines.

Pero no quiero cerrar todo lo que hay en juego en las primarias del PSOE, sin alertar de dos peligros latentes que se ciernen; uno que incumbe a la militancia del PSOE y otro a los inscritos de Podemos, a los que no me referí en la carta anterior titulada: “Susana Díaz, la niña de Rajoy y del PP…”

Creo haber  dejado claro, que el Susanismo garantiza un gobierno del PP para toda la legislatura. Y si no les importó dar  un golpe de estado interno en el PSOE para llevar a Rajoy a la Moncloa mediante la abstención, es de suyo, que menos les va a importar garantizarle la siguiente legislatura

Para la presente, el pacto es más o menos,  el siguiente: Sigue leyendo


En las medidas más duras como el techo de gasto y otras, ambos partidos vamos  juntos y en las pocas migajas de chicha y nabo, que le podemos echar al gato debajo de la mesa para que deje de maullar, las presentáis vosotros, los socialistas, como logros vuestros, por si os ayuda en algo a paliar la suciedad de vuestra cara por  apoyarnos

Y lo que sucederá en la legislatura siguiente, si gana las primarias el Susanismo, ya se desprende por completo de lo que están haciendo en ésta: gobernará el PP como partido más votado de la derecha  y, como con la triple A, habrá mayoría absoluta; pues a seguir  jodiéndonos la vida durante cuatro años más.

Lo que aquí no traje a colación en la carta anterior, Nicolás, quiero decírtelo  ahora antes de cerrar el tema. Y ya, sí,  entrar en las cinco o seis cartas seguidas que te voy a mandar para intentar desenmascarar caso por caso, a todos los aprovechados que se están sirviendo de la despoblación  para sus fines.

A la militancia del PSOE:

Que no perdáis de vista, ni por un solo momento, los que os sentís militantes socialistas, que los votos que pueda rebañar Patxi López, serán utilizados según convenga  al aparato socialista para apoyar el Susanismo, antes del congreso del PSOE, en el Congreso del PSOE y después del Congreso del PSOE. Patxi López, que nadie lo olvide, es un probado  y consumado sumiso del aparato y de quien todavía  controla su maquinaria en la sombra: Rubalcaba.

Y ese aparato aprovechará a Patxi al menos para dos cosas y, si fuera preciso, para tres: 1ª) Quitarle a Pedro Sánchez el máximo de votos posible durante las primarias y/o si las cosas pintaran muy mal para la lideresa, retirarse y pedir el voto para Susana; 2ª) Ponerlo al servicio del aparato Susanista para que, como buen sumiso, apoye su política de esta y la siguiente legislatura y 3ª) Si los resultados de Patxi fueran mejores que los del Susanismo, que él mismo, jugara el papel de Susana. ¡¡¡A SUS ÓRDENES SIEMPRE, MI APARATO!!!  Ojo, ojo, mucho ojo, con las consecuencias de votar a Patxi en vez de a Pedro Sánchez. Reflexionar a fondo, los que os sintáis socialistas de corazón y pensar en el mucho jugo que le puede sacar el aparato derechoso  a Patxi López

A los inscritos a Podemos:

Como he contado en el blog,  me he dado de baja como inscrito Podemos, aunque sigo siendo simpatizante y votante; porque es  el lugar en el que me ha ubicado mi conciencia tras Vista Alegre II, y desde esa condición hablo.

Dentro de mi minúscula influencia, he recibido mucho más respaldo que crítica en el entorno de Podemos en la carta anterior a Nicolás. A los que discrepan quiero dejarles claro lo siguiente:

Para mí las necesidades de la gente están absolutamente por encima de Podemos, incluso, aunque ese Podemos siguiera siendo el que pensaba y deseaba. Desde esa prioridad, que es desde la que hablo siempre y que para mí es un principio vital, antes prefiero un Podemos con cinco millones de votos, si esa tiene que ser la consecuencia o el precio de que gane Pedro Sanchez y se estreche el espacio, que un Podemos de seis millones y medio, si es a costa de que gane Susana.

Si Podemos quiere alcanzar más millones de votos, está en su legítimo derecho y yo también lo deseo, porque me parece lo mejor dentro de lo que hay, pero desear que gane Susana para ampliar el espacio y que, de ese modo, Podemos consiga más votos. NUNCA. Tratar de evitarle dos legislaturas de sufrimiento a varios millones de personas está por encima de todo dentro de mi conciencia. Por eso, no soy neutral ante lo que pase en las primarias del PSOE, sino que deseo e influyo en lo que puedo para que gane Pedro Sanchez. Es la única opción, en breve plazo, de intentar conseguir un pacto a la valenciana e iniciar el cambio; aunque para ello, también necesitamos quitarnos recelos y sectarismos unos y otros, sobre todo entre  las bases.

A los que prefieren que gane Susana, sólo les `pido que lo razonen desde el punto de vista de las necesidades de la gente y, si  demuestran que ambas cosas (victoria de Susana en las primarias y cambio)  son posibles a la vez, entonces me callaré y reconoceré, que no llevaba razón en mi carta anterior. Esto también va dirigido a los que dicen que les da igual, porque igual no puede ser nunca, que varios millones de personas que lo está pasando mal tengan el yugo encima de la triple A durante dos legislaturas, que quitárselo en menos de dos años.

 

1 comentario:

Jerónimo Lorente Hernández dijo...

Lo que digo de evitar recelos y sectarismos entre las bases de Podemos y el PSOE, lo hago extensivo a mantener idéntica actitud con IU