domingo, 12 de marzo de 2017

Una cosa es luchar contra la despoblación y otra servirse de ella


Me viene que ni de perlas compartir este post de mi amigo Miguel porque resume mejor que yo, la idea que tengo en la cabeza de intentar demostrarle a Nicolás y a los lectores de mi blog en sucesivas cartas, todo lo que NO es luchar contra la despoblación, aunque lo revistan de tal. Todo lo que es joder la procesión, servirse del drama de la despoblación para otros fines completamente distintos.

Ha llegado la hora de poner en su sitio a estos jetas, a estos oportunistas, que no sólo no luchan contra la despoblación, sino que sus falsas maniobras no son otra cosa, que piedras por el camino que es necesario quitar (desenmascarar), porque son obstáculos que impiden avanzar en esta causa.

Miguel Del Yukon
15 horas · 
Estoy más que harto de ver como se debate y se trata La DESPOBLACIÓN RURAL. Es algo que está muy de moda. Se habla en el Senado, en las CCAA, día sí y día también sale en la prensa escrita, en los programas de televisión, se hacen multitud de foros y de ferias inconexos, se hablan de parches, de ejemplos individuales y de miras cortas que no alcanzan más allá del sonido de un campanario; se analiza la despoblación como si fuera una enfermedad en forma de epidemia, nos roban el lenguaje y las palabras etiquetando todo lo nombrable de nuestro entorno como DESARROLLO RURAL, en fin, hasta se saca a la virgen en procesión para ver si llueve y de paso a ver si vienen nuevos pobladores.

SON CAUSAS POLÍTICAS CON SOLUCIONES POLÍTICAS. 

SE REQUIEREN PLANES INTEGRALES Y TRANSVERSALES POR CADA COMARCA.

UNA NUEVA POLÍTICA TERRITORIAL.

UN FUNCIONAMIENTO SOCIAL MÁS COLECTIVISTA, MÁS TRANSPARENTE Y MÁS PARTICIPATIVO.

Lo demás será como dar una aspirina a un agónico mundo rural.
(Lo que he puesto en mayúsculas no sólo son proclamas, está basado en muchos documentos existentes y realizados conjuntamente por gente del mundo rural de movimientos ciudadanos)


.